Whisper

19:00:00

Llevaba casi tres horas sentada en aquella silla y empezaba a notar el hierro de la espalda clavarse en sus riñones, se revolvió en el sitio y arrugó la cara mientras se acomodaba inútilmente. Notó una suave caricia en la pierna derecha, se volvió y entonces una aterciopelada voz penetró en su oído.



No le importó haber distinguido el mensaje o no, un escalofrío se deslizó por su espalda como un tobogán, el susurro se clavó en su mente y algo la sacudió. El calor del aliento le erizó el bello, aumentó el latido de su corazón y disparó la temperatura de su cuerpo. Irguió la cabeza, entrecerró los ojos y entreabrió los labios humedecidos. Sus pies se cruzaron inconscientemente y un hormigueo se aposentó en su estómago, le temblaron las orejas y se le unieron las manos al baile, que reposaban sobre sus muslos.

Se giró a la derecha lentamente, fijando la vista en los labios que daban una fluidez y un tono único a aquellas palabras que no era capaz de saber si comprendía. Los admiró con deseo, ladeando la cabeza y dando rienda suelta a la imaginación. Pero entonces algo rompió la magia y la obligó a mirar al frente devolviéndola a la realidad, estaba en clase de literatura y su compañera se quejaba de lo pesado que estaba siendo el profesor. Recobró la compostura y tragó saliva creyendo que así recuperaría la dignidad, asintió mientras anotaba algo en su cuaderno con tal de disimular y suspiró.


Pasó el resto de la clase mordiéndose el labio y jugando con los dedos debajo de la mesa, fantaseando en la sala del final del pasillo, pensando en lo ocurrido y dándose cuenta de que a veces las cosas más increíbles suceden sin más.


You Might Also Like

0 Comentarios: