La rendición de Mía

1:07:00

Y entonces salté, dejando atrás todo el dolor contenido, las ganas de besarte, todas las lágrimas derramadas, todos los silencios incómodos, todas las imágenes de tu torso desnudo, la sensación de tu aliento rebotando contra mi cuello, el tintineo de tus llaves al abrir la puerta, el sonido de tus dedos rozando mi piel... Dejé tantas cosas atrás, pero aquel dolor me oprimía el pecho con tanta intensidad, que de no haber saltado, hubiera estallado en mil pedazos.



No me arrepiento ni un segundo de todo lo que hemos vivido, jamás lo haré, pero el amor duele ¿sabes? A veces de un modo agradable, otras con tanta lujuria, furia y garra que es insoportable.
Prométeme que serás libre, te desharás de mi y de mis recuerdos, sólo me pensarás con una sonrisa de vez en cuando, pero no dejarás que te perturben con mi fantasma. Tu sólo recuerda que siempre te quise y que siempre te querré.
Con amor
Mía y siempre tuya.

PD: No llores por el futuro que nunca tuvimos, sonríe por nuestro pasado finito.


You Might Also Like

0 Comentarios: