16:26:00

No se acordaba de nada,era muy tarde,las cinco y media de la madrugada y no sabía porque estaba dando vueltas en la cama,la ciudad estaba solitaria,nadie corría por las calles,ni niños,ni abuelos,ni nadie,solo la lluvia con su peculiar sonido,no se lo pensó,se vistió y salió por la puerta.Con ella, una botella de jack daniels,el Ipod y un paquete de ducados negro con su mechero negro.
Empezó a correr por las calles,se mojaba,y le daba igual,total,ya no le quedaba nada,ni nadie.Él se había ido para siempre,lejos muy lejos,y con él su alma y su corazón,estaba harta de llorar.Se sentó en un portal antiguo y abrió la botella,cada trago era un recuerdo,cada calada un beso,cada canción una sonrisa y cada uno de ellos una lágrima para su gran colección.Después de tanto tiempo era muy difícil olvidar,tres años a su lado,en la distancia,en los momentos buenos,en los malos,en los abrazos,en los paseos por la playa,en los agarrones de manos,en las cosquillas,en los cumpleaños,en las fiestas de pueblo,en el instituto.Pero nada más,una historia que no estaba escrita,ni iba ha hacerse,en sus recuerdos había muchos momentos,pero solo dos meses de cuento,y con ellos lo demás.
Empezaba a amanecer y con el sol cesó la lluvia,y miles de parejas empezaron a invadir las calles.Quizás ya va siendo hora de volver a casa,desayunar y ponerse a llorar.

You Might Also Like

2 Comentarios: